Cómo organizar tu presupuesto mensual y no llegar apretado a fin de mes

  • Los expertos de Capitaria entregan consejos para aprender a manejar nuestras finanzas.

Indiferentemente de la edad, a lo que se dedique una persona o el nivel de responsabilidades que tenga, hacer un presupuesto mensual es clave para tener un orden económico. Muchas veces las personas piensan que el dinero que ganan no les alcanza paro vivir, pero a veces el problema es la mala gestión económica.

Con un presupuesto mensual, organizar el dinero es mucho más fácil, además que permite llevar un control de lo que se gasta y evaluar si realmente es necesario o no. Sin embargo, elaborar este cálculo mes a mes requiere de distintos aspectos como la autodisciplina y habilidades de inversión.

“Invertir es fundamental cuando hablamos de organizar nuestro dinero y buscar la manera de liberar nuestros gastos un poco, el desconocimiento con respecto al tema es lo que lleva a las personas a no atreverse” explica Cristóbal Avilés, CEO de Capitaria.

Plataformas comoCapitaria ofrecen múltiples alternativas para invertir dinero de manera segura y poder incrementar los ingresos, así como para tener un mayor control del dinero y mucha más organización económica.

Entre otros puntos claves a considerar para organizar un presupuesto mensual encontramos los siguientes:

  • Evalúa tu nivel de ingresos mensuales. Es importante que sepas con cuánto dinero cuentas cada mes, a partir de ello es que empezarás a distribuirlo adecuadamente según tus gastos y necesidades.

Ahora bien, no todo el mundo gana lo mismo y tampoco en la misma cantidad de tiempo por lo que se deben considerar estos factores.

Esto quiere decir que si tu pago es quincenal debes considerar dos salarios o si el pago es por hora deberás multiplicar la cantidad de dinero por el tiempo trabajado en la semana.

  • Considera todas tus fuentes de ingreso. Cualquier ingreso ─por menor que sea─ debe ser considerado para elaborar el presupuesto mensual.

Aquí se consideran pensiones alimenticias, subsidios, trabajos extras, alguna inversión, entre otros.

Esto debes sumarlo con tus ingresos del punto anterior, siempre y cuando sean regulares.

  • Considera tus pagos fijos. Ten presente tus gastos y considéralos en el presupuesto, de esta manera podrás saber con cuánto dinero cuentas realmente para ti y cuál es la mejor forma de utilizarlo.

Cualquier información relevante en cuanto al uso de nuestro dinero es importante para hacer un buen presupuesto mensual.

En este debes estimar a dónde va parte de tu dinero cada mes: pago de deudas, pago de servicios, mercadería, entre otros gastos que puedas tener.

  • Establece el presupuesto mensual. Es necesario que dividas el capital con el que cuentas y los sectores a los que va dirigido.

Esto quiere decir que tendrás de un lado tus ingresos y del otro tus gastos mensuales.

Acá debes definir cada uno de ellos detalladamente y señalar si son gastos fijos o variables.

Acá debes calcular todos tus gastos los cuales, idealmente, no deberían ser mayores a tus ingresos.

En el caso de que los gastos sean superiores a tus ingresos debes hacer reajustes como evitar gastos innecesarios en, tal vez, actividades extracurriculares o suscripciones de revistas o, incluso, productos que nunca utilizas.

  • Distribuye correctamente tu presupuesto mensual. Aquí viene lo importante, una vez que tengas claro cómo has estado utilizando tu dinero y sepas para qué realmente lo necesitas, debes distribuirlo de manera acertada para no terminar el mes apretado.

En este sentido, deriva siempre una cantidad a “ahorros” y asegúrate de contar con dinero para emergencias o irregularidades que podrían estar fuera de tu presupuesto.

Asimismo, infórmate acerca de cómo invertir tu dinero y busca la forma de multiplicarlo en lugar de gastarlo.