¿Cómo debe actuar un colegio frente a casos de bullying?

Según resultados de la IX Encuesta Nacional de Juventud, uno de cada cuatro jóvenes ha sufrido violencia física o sicológica alguna vez en su vida en su lugar de estudio. Angelita Novoa, líder de la campaña antibullying #PonteASuLado, ahondó en cómo un colegio debe trabajar con sus alumnos para prevenir y erradicar este problema, haciendo énfasis en que es clave sensibilizar a los estudiantes sobre esto.

Un impactante hecho se vivió en el Liceo Vicente Palacios de Tomé, luego de que dos hermanos fueran golpeados brutalmente por 20 menores a las afueras del recinto educacional. Según los informes, una de las victimas es una niña de 14 años que cursa primero medio, quien era acosada constantemente por este grupo. Mientras que el otro agredido tiene 17 años y recibió un sinfín de golpes, intentando defender a su hermana.

Sin embargo, este no es el único hecho, ya que el padre de un menor de 14 años, también hizo una denuncia por reiterados casos de bullying e incluso amenazas de muerte en contra de su hijo. Debido a esto, un grupo de apoderados concurrió donde Fernando Peña, Seremi de Educación en el BioBío, quien confirmó que habrá resguardo policial a la salida del establecimiento. Además, frente a esta situación el director del Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM) de Tomé, Juan Manuel Riffo, anunció la aplicación de Aula Segura.

Las principales críticas apuntan a la Dirección del colegio, ya que desde marzo se venían encendiendo las alertas, sin que los protocolos establecidos dieran solución. Debido a estas situaciones, nace la inquietud y la interrogante de cómo un establecimiento debe trabajar con sus alumnos para erradicar el acoso escolar, tomado en cuenta los resultados de IX Encuesta Nacional de Juventud, donde uno de cada cuatro jóvenes ha sufrido violencia física o sicológica en su lugar de estudio. Además el 5,5% declaró que ha intentado suicidarse.

Metodologías de trabajo para combatir el bullying

Angelita Novoa, quien lidera la campaña #PonteASuLado y subgerente de diseño de servicios de Papinotas, empresa de desarrollos tecnológicos para la educación, se refirió al tema y detalló que el principal trabajo que se debe hacer para evitar estos casos, pasa por la educación que se les da a los estudiantes con respecto al bullying en la sala de clases.

“Primero que todo un colegio debe hacer un trabajo constante para mejorar el clima, sensibilizando a toda la comunidad de cuán normalizadas están las conductas violentas en las relaciones. Es fundametal promover un buen trato, teniendo reglas claras y protocolos conocidos por todos de cómo actuar frente a las agresiones”, declaró Novoa.

Además, especificó en la función que tienen los testigos frente a hechos de bullying. “Es importante fortalecer  el rol de quienes observan, mostrándoles cómo pueden actuar cuando vean estos hechos de violencia. Un objetivo en los colegios debe ser instalar la cultura de amabilidad, buen trato y empatía, y trabajarlo como objetivo transversal. En la campaña #PonteASuLado buscamos que los alumnos se apañen, se incluyan y avisen si ven actos de violencia o abuso”.

Uno de los colegios que cuenta con la campaña de convivencia escolar de Papinotas, es el Alborada de Talagante, que tiene una matrícula de 915 alumnos. El director Paul Vásquez comentó cómo ésta ha impactado en la relación diaria que tienen sus alumnos.


“A medida que ha ido avanzando la campaña, los estudiantes han entendido el trasfondo, comprendieron lo que significan los conceptos apaña, avisa e incluye, y también van asumiendo de manera personal su compromiso con los temas de convivencia dentro del establecimiento. Han tenido un cambio de actitud bien importante, se cambió el concepto de ser acusete, y efectivamente hoy día nos avisan cuando ven situaciones de bullying. Se ha reducido el ciberacoso, la violencia física y sicológica”, relató Vásquez.